fbpx

>_ Cómo ver la matrix

coméntalo

WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Telegram

La semana pasada les contaba que estoy convencidísimo de que si no somos tan literales con el concepto de lo que es La Matrix, es decir, esta realidad virtual en la que todas nuestras interacciones son un invento, todo lo que estamos viviendo y experimentando hoy en día si muestra muchos indicios de que nuestra vida está vinculada a una matriz central que nos hace creer que tenemos alguna clase de control sobre ella, pero la verdad es que no.

El problema que tiene este conjunto de dimensiones en los que la matrix «contemporánea» influye en nuestra vida, es que existirán por siempre independiente del color político de turno, el sistema económico en el que vivas, o incluso el espacio geográfico donde resides. Si no cuestionamos su existencia, no podemos «enfrentarla«. Si nadie se enfrenta a ella, existirá eternamente, arrebatando a las personas el control de su vida.

Ahora bien, qué mierda es «la matrix». 

Simple: la matrix es todo lo que nos enseñaron y sus implicancias y consecuencias en nuestra cosmovisión del universo y el mundo.

Nos enseñaron mal lo que somos. Nos enseñaron mal a ser seres humanos. Nos enseñaron mal a cómo relacionarnos. Nos enseñaron mal a aprender. Nos enseñaron mal a ser personas.

El resultado de esta serie de convenciones y mentiras que se nos inculcan es forjaron una articulación macabra de la sociedad, en la que constantemente debemos enfrentar alguna clase de fantasma o enemigo; la violencia y pobreza humana se esconden bajo la alfombra, o en el mejor de los casos eres una persona que desperdició toda su vida tratando de ser o tener algo que no tienen. Por último y no por eso menos importante, la matrix hace que la capacidad autodestructiva del ser humano solo tienda a acelerarse.

– Oye, pero filo si en el sur habrá agua para siempre. Hay que irse al sur y vivir tranquilo.

Encuentro muy ingeniosa esa solución, porque no me puedo llegar a imaginar cómo quedaría la parte más linda de Chile, con TODO el mundo viviendo ahí.

La matrix está aquí, entre nosotros

En primer lugar, porque debemos salir con mascarilla a la calle. Se manifiesta porque si hoy es domingo, probablemente estés odiando que mañana sea lunes. También está ahí influyendo en tu vida, porque quizás te da ansiedad todo lo que no hiciste este fin de semana, o puede que incluso todo lo que si hiciste. La matrix está ahí si no sabes cómo terminar con tu pareja tortuosa, o si no sabes estar soltero, e incluso si sientes desesperanza por «no haber encontrado a la persona para ti». La matrix tiene a las personas constantemente buscando una validación banal del resto. Un like, un corazón o un emoji, mismo like/corazón/emoji que tampoco tiene ninguna clase de valor, pues esa persona que dio el like/corazón/emoji tampoco sabe si lo hizo porque efectivamente lo sentía, «o le sirve» mantenerte ahí, cerca.

En verdad the matrix está en tantos aspectos gobernando, que me da un poco de lata enumerar aquí y ahora todo. Lo que me interesa más ahora, es dejar en claro otra cosa.

Si bien es importante «ver la matrix», enfrentarse a ella es un tiro al aire.

La razón, es que su manifestación directa, son problemas tan grandes, que se te irá toda la vida en luchar con ellos, y puede que nunca logres nada. De hecho, probablemente nunca logres nada. 

No vas a cambiar el sistema político, administrativo o económico de todos los países del mundo. No vamos a lograr que la delincuencia desaparezca o que se resuelvan los problemas migratorios que afectan a todo el mundo. Putin no va a cancelar su guerra porque las personas nos tomemos de la manito y digamos PEACE, de la misma manera en que nada asegura que EEUU tampoco dejará de bombardear países en pro de la d3m0cr4c14.

¿El planeta? ¿Qué influencia real tiene que ahorres agua si más del 80% de la misma es para uso agrícola/forestal e industrial?

Mi objetivo no es decirles oye, sabes que el mundo es una mierda, dejémoslo así y namaste amiga fuera la mala vibra hayquetirarparriba. En realidad es en el «cómo hacemos algo» donde entra en juego el por qué hablo de todo eso.

La vida real no es como Matrix. Acá no existe un elegido que un día llegará a todos a liberarnos del yugo de una existencia humana que no ha sabido adaptarse al momento de la historia donde estamos. Tal como los no-elegidos en la película, nosotros no podemos cambiar el sistema, pero lo que si podemos (y por ende debemos) hacer, es manejarlo y entenderlo al revés y al derecho, para utilizarlo a nuestro favor, siguiendo una ética que ayude a eliminar su poder e influencia sobre el resto.

O lo que es mejor: cómo hacemos para que independiente del contexto que sea, nuestra libertad no sea arrebatada bajo ningún punto de vista, pues actuamos con una palabra que usaremos majaderamente de aquí en adelante: conciencia.

¿Ejemplo fácil? 

Odias el patriarcado, pero estás dispuesta a mostrar un poco de pechuga para que un ser humano horrible haga lo que necesitas que haga.

¿Francisco puedes dar un ejemplo menos mierda?

Claro. Por ejemplo estamos tan acostumbrados a la hostilidad y mala onda humana, que en los tiempos que corren adquiere doble valor 👏matar 👏 personas 👏 con 👏 simpatía, aunque eso será para otro post, que será el primer paso para escoger la píldora roja: el amor propio, a-mi-ga.

Suscríbete via email

>_ Más apuntes como este