fbpx

ATLAS DE

Episodio: 4.2

Nunca saldrás de la B si no descubres tus traumas

La generación Z permitió actualizar los conocimientos y estudios que tenemos sobre psicología y comportamiento humano, siendo la parte más importante, la que muestra que, incluso la ausencia de traumas durante nuestra niñez, genera traumas 1.

Hoy en día, los jóvenes, tienen aparente y técnicamente todo para disfrutar sus vidas mucho más de lo que cualquier generación previa haya podido, pero, por el contrario, pareciesen ser los menos felices de todos, con un estado generalizado de ansiedad y depresión.

Para desconectar el tercer cable que tiene la Matrix con nosotros, será necesario que de una buena vez entiendas tus traumas y los resuelvas verdaderamente y de raíz.

Saber y abrazar quién verdaderamente eres, permite desconectar «uno de los cables» de la Matrix, y es aquel que te tiene constantemente insatisfecho con tu vida. Descubrir las luces y sombras de quien eres, te empuja hacia un círculo virtuoso de relaciones personales extremadamente sanas, algo clave considerando que una de las razones que tiende a estancar nuestra vida es por no contar con una red de apoyo de personas que compartan nuestros valores.

Hay un ‘Excel’ de la mente y los traumas humanos

Durante toda la historia de la humanidad, ciencias y pseudociencias, filosofías y religiones, todas han intentado dar explicación a nuestra naturaleza, y si bien, ciencia y filosofía podrían considerarse las más verdaderas por sustentarse en el método científico, hay aspectos de la religión que de igual forma convergen en esto que les contaré.

De todo lo que ha estudiado la psicología, y filosofía occidental, con la oriental, sale un resumen extremadamente comprensible que permite generar un cambio chispeante en nuestra forma de entendernos y entender al resto. Para hacerlo comprensible, le llamo el Excel de la mente humana (o traumas), pero su nombre es Eneagrama.

Recuérdalo, Eneagrama, de nueve. Nueve tipos de traumas.

Entender este Excel y el lugar donde estamos situados dentro de él, permite activar un motor de autoconocimiento, que te ayudará a entender el origen de tus estancamientos emocionales o el de la gente que te rodea, para tomar así cartas en el asunto.

Amo el Eneagrama, porque desde que lo conozco, me di cuenta de que las personas más brillantes y admirables que conozco, saben de su existencia y lo han aplicado a sus relaciones sociales desde entonces. ¿Por qué admiro a esas personas? Simple: porque son esa clase de personas que cada interacción que tienes con ellas, hasta la más minúscula, es capaz de algo así como iluminarte el día.

Mi obsesión con este tema no viene solo por lo útil que ha resultado en mi vida, sino también por la belleza de sus planteamientos, muy fácil de entender y digerir por lo demás.

  • De acuerdo a nuestros genes, hay personas que operan de manera instintiva, emocional y racional.
    Durante nuestra infancia, esa naturaleza deberá relacionarse con el mundo, generando esto un trauma (o no-trauma), mismo que será el encargado de determinar nuestra personalidad.
  • La personalidad, se define como todo el set de herramientas del que disponemos para relacionarnos con el resto, y define una perspectiva o punto de vista desde el cual vemos el mundo.
  • Ese punto de vista (número de Eneagrama) puede estar influenciado de manera positiva, por aquello que amamos, o de manera negativa, tóxica o enfermiza, si es que somos motivados por nuestro miedo.
  • Nuestra personalidad tiene además otra dimensión, determinada por la influencia que hay de nuestra ala adyacente (número a la izquierda o derecha de nuestro propio número).
  • El Eneagrama nos enseña, en su esencia, que todas las personas cargamos con un dolor (miedo), y nuestro propósito (firmado) en la vida, es guiar nuestra vida a partir de aquello que amamos, para despertar quien verdaderamente somos, y mejor aún:
  • El Eneagrama nos enseña que nunca se deja de aprender y crecer, y que llegado cierto momento, aprendemos tanto del resto de números, que generamos una integración total de todas estas cosmovisiones, en nosotros mismos.

¿Sabes qué pasa cuando puedes ser, pensar, sentir y ver el mundo como todas las personas?

Y qué pasa con mi signo

Hasta ahora, podría hablar de cientos la cantidad de conversaciones que he tenido sobre Eneagrama a lo largo de mi vida, y el consenso es el mismo. Hablar de signo y ascendente, lunar o solar, permite a la astrología construir un relato que se adapta a cada uno de nosotros sin mucho esfuerzo, pero que como herramienta de crecimiento, se vuelve torpe, ya que al final del día: ¡es un negocio!

Llevo 12 años aplicando los conocimientos de Eneagrama en mi vida, y los ejemplos de por qué al final es más negocio que ayuda real, es con este.

Por ejemplo mi amiga sagitario incapaz de concentrarse 10 minutos en algo, considera que nunca podrá concentrarse porque es sagitario, y sus astros se lo han hecho saber, mientras que esa misma persona, que en Eneagrama podría considerarse personalidad 7, en realidad tiene una justificación y herramienta muy específica a esa persona: «deja de evadir a la más mínima complicación o complejidad». Hacer las cosas es más difícil con caña y dolor de cabeza, así que deja de escapar de todo. ¿Capich?

Ese es solo un pequeño ejemplo de cómo ambas herramientas, frente a una misma situación, nos entregan información o pautas específicas que nos permitan avanzar.

No tengo ningún interés en desacreditar la astrología en este momento, porque cada quien utiliza las herramientas que quiere, pero desde mi experiencia y conocimiento con ambas, creo que esta última es entretenida desde el aspecto mitológico, pero para verdaderamente enfrentarse al antropoceno, creo que simplemente no es suficiente.

Si potenciamos nuestra personalidad moviéndonos a partir de lo que amamos (porque sabes qué nos gusta), podemos llevar nuestra vida y conciencia hacia nuevos niveles. Desconectar este tercer cable de la Matrix es genial, porque te ayudará a convertirte en ese ser todopoderoso.

  1. The Coddling of the American Mind: How Good Intentions and Bad Ideas Are Setting Up a Generation for Failure[]

Autor(es)

flecha

Tabla de contenidos

Únete al boletín

Nuevos episodios cada semana via email.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *