En un principio me acerqué a REAL ES TODO para hacer una revisión estética de mi marca, y terminamos haciendo un proceso que nos permitió conocernos mucho mejor como equipo. Esto dio como resultado, una imagen que reflejaba nuestra verdadera personalidad y lo que realmente somos como marca.

Mediante un proceso tremendamente eficiente, utilizando herramientas digitales que facilitaban la comunicación y con baja carga de reuniones presenciales e iteraciones.

Como equipo quedamos tremendamente contentos con el resultado.