A pesar de lo felices que estamos con el resultado de Irrumpe, creo que hace tiempo no me enfrentaba a una dinámica de trabajo fresca y que marque un estilo particular y nuevo de hacer las cosas.

Trabajar con ellos, se siente tan real, que definitivamente es una experiencia que vale la pena vivir.